restaurant_120x600.gif
Documentación > Indocumentados

Indocumentados

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

Requisitos y procedimiento para la documentación.

Los extranjeros indocumentados deberán subsanar este hecho

La solicitud de documentación se hará:

a.-personalmente

b.-por escrito

c.-tan pronto como el interesado devenga indocumentado

d.-en las Oficinas de Extranjería o la Comisaría de Policía correspondientes.

El interesado facilitará los documentos que puedan ser indicios o pruebas de identidad, procedencia y nacionalidad, para que sean incorporados a las comprobaciones que se estén llevando a cabo.

Esta obligación alcanza incluso a documentos caducados

 Acreditará que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente mediante acta notarial que permita dejar constancia del requerimiento efectuado y no atendido, sin perjuicio de lo dispuesto para los afectados por circunstancias excepcionales.

En el caso de darse razones excepcionales el interesado aportará los documentos, declaraciones o cualquier otro medio de prueba oportuno que sirvan para acreditar las razones que justifiquen la emisión de su documentación por parte de las autoridades españolas.

En el caso de los solicitantes de autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales, se eximirá al solicitante de la presentación de acta notarial para acreditar que no puede ser documentado por la misión diplomática u oficina consular correspondiente, pero deberá alegar razones graves que impidan su comparecencia en aquéllas, a cuyos efectos podrá recabarse el informe de la Oficina de Asilo y Refugio.

Realizadas las comprobaciones iniciales, si el extranjero desea permanecer en territorio español, el Delegado o Subdelegado del Gobierno en la provincia en que se encuentre, le concederá un documento de identificación provisional, que le habilitará para permanecer en España durante tres meses, periodo durante el cual se procederá a completar la información sobre sus antecedentes.

El documento previsto en este apartado no será concedido si el extranjero está incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada en España o se ha dictado contra él una orden de expulsión del territorio español.

Excepcionalmente, por razones de seguridad pública, de forma individualizada, motivada y en proporción a las circunstancias que concurran en cada caso, se podrán establecer medidas limitativas de su derecho a la libre circulación, cuya duración no excederá del tiempo imprescindible y proporcional a la persistencia de las circunstancias que justificaron la adopción de las mismas, y que podrán consistir en la presentación periódica ante las autoridades competentes y en el alejamiento de fronteras o núcleos de población concretados singularmente.

Igualmente, podrán establecerse medidas limitativas específicas respecto a dicho derecho cuando se acuerden en la declaración de estado de excepción o de sitio, en los términos previstos en la Constitución.

Finalizada la tramitación del procedimiento, previo abono de las tasas que legalmente correspondan, se dispondrá su inscripción en una sección especial del Registro Central de Extranjeros y se le dotará de una cédula de inscripción en un documento impreso, que deberá renovarse anualmente.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil expedirá certificaciones o informes sobre los extremos que figuren en dicha sección especial para su presentación ante cualquier otra autoridad española.

Todo ello salvo que el extranjero se encontrase incurso en alguno de los supuestos de prohibición de entrada o se haya dictado contra él una orden de expulsión,

El extranjero al que le haya sido concedida la cédula de inscripción podrá solicitar la correspondiente autorización de residencia por circunstancias excepcionales si reúne los requisitos para ello. Dicha solicitud podrá presentarse y resolverse de manera simultánea con la solicitud de cédula de inscripción.

En caso de denegación de la solicitud, una vez notificada ésta, se procederá a su devolución al país de procedencia o a su expulsión del territorio español.

La cédula de inscripción perderá vigencia, sin necesidad de resolución expresa, cuando el extranjero sea documentado por algún país o adquiera la nacionalidad española u otra distinta.

 

.

 

 

Volver a documentación

PUBLICIDAD

¿Conoces el directorio de abogados de España?

Si tienes problemas legales aquí encontrarás el abogado que necesitas para extranjería, laboral, familia, etc.

NOTAS MÁS VISTAS

EMBAJADAS MÁS VISITADAS

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

PUBLICIDAD

© Copyright 2009 PAPELESPAÑA.COM Aviso Legal